Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

7/06/2009

El pirata














Me señaló un tesoro,
el mapa de un tesoro que esperaba
enterrado en los vértices del miedo.

Me indicó ese camino sin saberlo,
sin conocer el rastro que dejaba en cada afirmación
que, muy probablemente, ni él mismo se creía.

Tal vez ya se haya muerto,
y exprimiendo la ausencia de las aulas
insista en señalar la cruz donde excavar cada palabra.

El tiempo se ha comido sus facciones;
una barba tal vez,
una pata de palo
o un parche desgastado
asumiendo el vacío de mis ojos.


-Es fácil recordar cuando la imagen
se viste en el ropero de la infancia,
pero sigue ondeando en este océano
su bandera de voz
casi pirata.

Yo encontré mis poemas,
justo antes,
olvidé su apellido para siempre.


Luis Oroz.

12 comentarios:

amor y libertad dijo...

que el pirata que escribe sea al que no dejamos ser pirata cuando vivimos

Marian Raméntol Serratosa dijo...

un tesoro que esperaba
enterrado en los vértices del miedo.

un parche desgastado
asumiendo el vacío de mis ojos.


Sin palabras Luis, no hacen falta.

Besísimos
Marian

salvadorpliego dijo...

Adelante, pirata, a luchar con esa pluma ahora.
Un placer leerte.

Anónimo dijo...

Yo soy El Pirata.

Luis Oroz dijo...

Hola Santiago.
Ciertamente, existe una ruptura a través de la cual entran las palabras, tal vez no deje de ser ese pensamiento licuado.
Quizá cuando escribimos somos simplemente la esencia de nosotros mismos.

Gracias por tu paso y tu huella.
Muy interesante tu blog.


Luis Oroz.

Luis Oroz dijo...

Las tuyas, Marian, siempre hacen falta, pero tu silencio también dice cosas, y ese es el que sigo guardando en mi caja de versos futuros.
Un besazo, amiga.

Luis Oroz.

Luis Oroz dijo...

Encantado de tenerte por aquí, Salvador!

Así es, algunos piratas trasmiten sus conocimientos, y van dando forma a futuros ladrones de versos.
Lo importante no es encontrar el tesoro, sino ser consciente de que existe.

Un fuerte abrazo, amigo.

Luis Oroz.

Luis Oroz dijo...

Anónimo, permíteme, al menos, que dude de tu palabra.
Mi pirata tenía unas cicatrices inconfundibles, me trasmitió su pasión poética sin pretenderlo, esa es la verdadera magia de la enseñanza.

Olvidé el apellido, pero recuerdo bien su nombre.
Un saludo.

Luis Oroz.

Mónica López Bordón dijo...

Hola Luis,

este pirata lleno de pasión tiene una palabra firme y contundente

Me gustó mucho este fragmento:
"El tiempo se ha comido sus facciones;
una barba tal vez,
una pata de palo
o un parche desgastado
asumiendo el vacío de mis ojos"

y genial el final.

Besos
Mónica

Luis Oroz dijo...

Muchas gracias, Mónica, por acercarte, supongo que todos tenemos nuestro "pirata" nuestro mapa imposible, nuestra eterna búsqueda.
Un saludo, compañera.

Luis Oroz.

Laura Gómez Recas dijo...

Genial, Luis.

Quizás todos hemos encontrado un pirata a lo largo de la infancia y de la adolescencia y, probablente hemos olvidado su apellido.

"...un parche desgastado asumiendo el vacío de mis ojos..."

Mis ojos se detuvieron en estos versos, como si un garfio los hubiera enganchado.

Un abrazo,
Laura

Luis Oroz dijo...

Hola Laura, en la infancia se forjan nuestras futuras inquietudes, benditos piratas, culpables de nuestra libertad.
Mil gracias por tu paso, amiga, un besazo desde la isla.

Luis Oroz.