Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

12/05/2009

Un poema de Carmen Iglesia

 

 

 

Fiesta

  

Me habita un cementerio

Ana María Rodas




Es la noche más triste y todos bailan,
ignoran que en mi nombre se ha posado un ciprés,
un gélido abandono.
Nada saben del miedo en las orejas,
nada del cementerio,
ni de la piel que se maquilla a oscuras en un cuarto que es lápida.
Danzan mientras la música estrangula mi cuello.

Soy una despedida,
un sorbo de licor antes del postre,
una mujer sin pies ni manos,
un maniquí que mueve la cintura,
el repertorio de lo absurdo,
el maldito payaso de esta fiesta.



Carmen Iglesia

7 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Adoro a esta poeta, Luis, nunca he leído nada de ella que me haya dejado indiferente, nunca.

Un beso.

Marian

Bletisa dijo...

Es sin duda uno de los mejores poemas de Carmen.
Dice Marian que nunca la deja indiferente. A mí me emociona siempre.

Un beso, Luís.

IBEN dijo...

Hola Luis, sabes que casi nunca comentó en los blogs. Leo pocos de ellos, sobre todo los que se concentran en la literatura, como el tuyo. A mi me encanta Carmen Church que, ya se lo he dicho, a veces es una verdadera Catedral. Además es guapísima y como decía Vinicius de Moraes: "Me perdonan señores, pero la belleza es fundamental" *smiles".

Abrazos - Iben

Soledad Sánchez M. dijo...

Una magnífica poeta... y un poema excelente, Luis.

Un beso.

S.

Carmen dijo...

Vaya, Luis, he estado fuera el finde y me acabo de encontrar con ésto. Qué decirte? Gracias, es un honor andar por aquí.

Un besote grande.

Luis Oroz dijo...

Sin duda, Carmen, tiene la poesía en las venas, todo lo que escribe respira, y eso posiblemente sea la esencia de lo poético.

Besos.


Luis Oroz

Luis Oroz dijo...

Y abrazos, Iben ;)


Oroz.