Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

3/30/2010

Estaciones íntimas





















  Aquí queda el agosto,
junto al sudor de la costumbre,
tras esta realidad que se cae de los hombros
al entrar la casa.

     -Las estaciones mienten con nosotros,
aprenden a vivir en lugares insólitos
o emigran hacia el sur de la palabra tiempo.

  Es octubre en la mesa,
se levantan las hojas de los libros
cubriendo de certezas amarillas las sienes de la noche,
mientras en otra habitación, al calor de un bostezo,
eclosiona la oruga del insomnio.

   En la cama han caído 4 copos de nieve.
Es enero en la alcoba,
y supongo que el frío se parece a los besos;
espera alguna piel y se reencarna
en forma de inconsciente cobardía.

     Cuaja la libertad en un cuarto cerrado,
y  las huellas son dudas que se imprimen
con una gravedad indefinida.

   De ventanas adentro el huracán de siempre,
el que ordena el desorden de los horas inútiles,
arrastrando la voz de las fotografías
y empujando silencios hacía el mar de los tímpanos.

  Pero agosto es quien cruza por la calle del Puerto
con su misma vehemencia,
tal vez con el calor helado que desprenden los sueños
de los que no han dormido.

   Amanece muy tarde y huele a lluvia,
una nube de abril se detuvo en el baño,
como cada mañana,
para precipitarse lentamente sobre un polen de espuma.
  Y supongo que el agua se parece a los besos;
taquigráfica forma de tachar en la piel
la fecha original del calendario.
       

 Luis Oroz.

14 comentarios:

Luisa dijo...

Este es uno de mis poemas preferidos porque transmite tanto… Es cotidianidad encerrada en una burbuja espacio-tiempo indefinida. Es hoy, es mañana, es el futuro incierto que nos aguarda tras la cuenta de los días y las certezas.

Un poema muy bien equilibrado, lleno de poder sesorial.

Un beso fuerte, Luis.

Azul dijo...

Me ha gustado mucho. Gracias

Bletisa dijo...

Tienes imágenes preciosas Luis.
Me gusta muy especialmente:
" De ventanas adentro el huracán de siempre,
el que ordena el desorden de las horas inútiles,
arrastrando la voz de las fotografías
y empujando silencios hacía el mar de los tímpanos"

Solucionas muy bien
la dificultad que tiene a veces transmitir sentimientos tan íntimos.

Un beso.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Por qué siempre me dejas con una especie de paro cardíaco en la mandíbula?? ayyys

Besotes
Marian

Luis Oroz dijo...

Gracias, Luisa.

Tenemos miles de universos interiores, que van desatándose al ritmo del propio pensamiento.
Nada es lo que parece y todo es lo mismo de siempre.

Tan inverosímil como la misma vida.

Un besazo, amiga, un lujo tenerte cerca.

Luis Oroz dijo...

Gracias a ti, Azul, por dejar esta huella en la estación que tu pensamiento consigue exprimir.

Luis Oroz dijo...

Muchas gracias, Amparo.

La verdad es que no hay solución posible.
Cuanto más escribo más me doy cuenta de que no sé escribir, de que no existen palabras exactas sino voces encontradas.

Ya sabes que siempre me alegra encontrarte, amiga.

Besazo.

Luis Oroz dijo...

Gracias, Marian, por tu generosidad interragativa. ;)

Eres un sol.
Besazos.

Paloma Corrales dijo...

Una peregrinación interior que estremece en su belleza y transcendencia.

Leerte es aprender.

Beso.

Luis Oroz dijo...

Mil gracias, Paloma.

Somos capaces de cambiar el entorno en un abrir y cerrar de sueños.
La luz es la misma pero la oscuridad se mueve con nosotros.

Un placer recibirte, poeta.
Y este besazo desde la isla.

Laura Gómez Recas dijo...

La sutileza hecha poema. Atraviesas las estaciones con el ánima del que exprime cada jugo del calendario.
Y esos versos que preceden al poema, los de Piqueras... ¡buf! Es un volver a leer y no querer parar.

Te felicito, Luis.
Laura

Luis Oroz dijo...

Muchísimas gracias, Laura, por tu mirada poética; esa que hace transparente lo opaco, la que mueve el mundo sumergido que se ahoga en nuestra imaginación.

Un besazo, poeta.

Luis Oroz.

Esmeralda Martí dijo...

Bonito calendario por donde transcurren las sorpresas de los tiempos: los agostos que se encajan entre las pupilas, los besos helados del invierno, la corola florida del amor primero...El cierzo, la brisa suave, el guiño, la algarabía de la piel, la despedida en febrero...Calendario que marca nuestras idas y venidas de puntillas.
Gracias por ese bello poema.
Abrazos

Luis Oroz dijo...

Muchas gracias, Esmeralda.

Es, el nuestro, un ecosistema donde todo se transforma al ritmo del propio pensamiento.
Mirar es ir pintando un cuadro en el lienzo de la vida.

Un beso, amiga.

Luis Oroz.