Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

2/23/2013




















Esperanza





Tenías que seguir,
no te bastó romper en la memoria
el espejo de un tiempo que fue tuyo.
Tenías que volver, con tu piel de mendigo,
con las manos abiertas,
igual que una ventana sin cristales,
a pedir tu limosna de calor. 


Tú quieres convencernos de que el tiempo
no traiciona a los niños,
de que existe una luz en el abismo
de todas las mentiras.
Tú que dejaste el sentimiento humano
colgado de un futuro evanescente,
pretendes acabar con esa inercia
de las horas caídas.
Sin embargo
siempre hay alguien oscuro que te echa de menos,
porque la Fe resbala por tu espalda
y te convierte en Dios, disimulado.
Tenías que volver a incendiarnos los ojos,
a cambiar el sabor de los estímulos
en la boca pequeña del consuelo,
a llenarnos de ausencia la botella
de los sueños vacíos.


Luis Oroz.

4 comentarios:

Angel Santiago dijo...

Era evidente que tenías que volver y seguir con ese estilo tan propio tuyo
que tanto me emociona...

Este poema me lo dedico a mi, porque yo también volví, aunque demasiado tarde.
Con mi admiración más sincera me has traído el calor a este frío día de Madrid.
Un abrazo,
a.s

Luis Oroz dijo...

Mil gracias por tu huella, Ángel, un placer recibirte, compañero.

Un fuerte abrazo.

Isolda dijo...

Me sigue encantando tu forma de decir. Precioso, una vez más, Luis.
Un beso.

Luis Oroz dijo...

Muchas gracias, Isolda, por tu cercanía.

Un besazo, amiga.