Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

5/27/2008

La tarde era Pequeña



6 comentarios:

luisa dijo...

Este poema, creo que expresa toda la tristeza que puede contener un alma herida. La tarde era pequeña como… Todo, la mañana, el silencio, el sol, siguen siendo los mismos ocurra lo que ocurra. Pequeños, ante la inmensidad de una tragedia. Diminutos comparados con la magnitud de las cosas. Nacen y mueren personas todos los días, y si nos asomamos a la ventana, veremos que amanece como si tal cosa. Como si el día tuviese la obligación intemporal de recordarnos que sólo somos una diminuta mota de polvo en la garganta del universo, y que aunque tengamos miles de preguntas, no encontraremos respuestas a lo injustificable. Creo, que esos momentos tampoco las queríamos aunque nos las diera el mismo Dios. Me ha sobrecogido tu pequeño poema. Pequeño… Pero intenso y visceral. Son en los momentos de mutación cuando nacen del alma y se quedan a vivir para siempre con nosotros. (Lamento extenderme tanto, pero son muchas las ideas que se agolpan al leerte). Siento tu pérdida, amigo. Ocurriera cuando ocurriera, siempre se lleva en el alma. Un beso.

Luisa Fernández.

Luis Oroz Rodriguez dijo...

El tiempo, en cuanto a horario se refiere, puede cambiar radicalmente aunque sea siempre exactamente igual. Es esa percepción nuestra, en la tristeza, en la felicidad, la que alarga o acorta el calendario.

Muchas gracias, Luisa, por acercarte y dejar esta muestra de lirismo y sensibilidad.
Siempre es un verdadero placer.
Un fuerte abrazo.
Os deseo toda la suerte del mundo para el 30.


Luis Oroz.

Ada dijo...

Supongo que lo que diferencia una tarde de otra son los sentimientos con los que vivimos unas horas de otras, la madurez y la perspectiva que se crea desde la distancia de lo sucedido.
La tarde era pequeña y los sentimientos grandes... muy grandes.
Besos

Anónimo dijo...

Cuando me uní al foro alaire, vi algo que me causo impresión. Y fue su poesía, no por la manera en la que fue escrita. Sino por lo fresca y etérea en la se transmitió hacía mí.

Es un privilegio ver mis reflejos en sus delirios hechos poesía.

Hasta luego,

Dereck Uzcátegui.

Luis Oroz Rodriguez dijo...

Muchas gracias ,Ada, por dejar aquí tu sensibilidad.

Así es, y las diferencias son abismales, tal vez el verdadero tiempo está en las circunstancias.
Un besazo, amiga, desde Mallorca.

Luis Oroz.

Luis Oroz Rodriguez dijo...

El privilegio es mío, Dereck, no lo dudes.
Mil gracias por tu paso y por tu llegada a Alaire, donde se dan cita un puñado de poetas que darán que hablar.

Gracias por tu generosidad, amigo, nos leeemos.

Un abrazo.

Luis Oroz.