Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

10/31/2010

Crujen las esperas













   Él calla, crujen las esperas,
 el día se repliega –como los caracoles-
dejando una señal larga y viscosa
en la mirada de los solitarios.

  -La vida es una puta que te besa los ojos
para que no la mires mientras te desvalija.

Él hunde los zapatos en las huellas de ayer
hasta encontrar la puerta de su casa.

   Impactan contra el cielo las palabras
y caen como cristales sobre un libro de mármol.

De unos labios gotea, en forma de silbido, la esperanza.

  -La vida se maquilla
deshaciendo en sus manos los grumos de la tarde.

  Él calla, crujen las esperas,
una verdad a medias,
                                   un deseo,
                                                   la llave de una piel desabitada,
reposan junto a él.

  La vida le da un beso,
                                           le susurra,
-todo lo que tenías era mío.
Se viste,
               se hace niebla,
                                        se despide,
cobrándose el dolor y  ocupando la esquina
que viste de burdel al cementerio.


Luis Oroz.

18 comentarios:

Indigo dijo...

Duro pero, pese a la dureza, gotea el murmullo de la esperanza... o el deseo de la esperanza. ¿Acaso no existe lo que se nombra?

Bletisa dijo...

Estos Días son para replegarse hasta desaparecer Luis.

Me gusta el intimismo de este poema
frente al exhicionismo de estas fechas.
precioso.

Luis Oroz dijo...

Desde luego, Indigo, la memoria es síntoma de existencia. De alguna manera existen esos hilos que nos atan al vacío, al silencio de lo que se pierde.

Gracias por tu paso, amiga.
Besos.

Luis Oroz dijo...

Mil gracias, Bleti, por estar.

Forzar el recuerdo no es una buena excusa, mejor pensar en silencio, sin más calendario que el de la propia sensibilidad.
Un besazo gordo.

IBEN dijo...

La fuerza del poema es su sinceridad, yo diría honestidad. Despues de todo uno viene a la vida para morirse irremediablemente algún día. SALVE POETA!

Abrazos - IBEN

carlos guerrero dijo...

Un poema lleno de verdad y crudeza, pero con el lirismo necesario para ser un poema.

Un abrazo, Luis

Perfecto dijo...

Si que es duro el poema; pero acaso todo lo que rodea a la muerte no lo es? !Mas si hemos de morir, vivamos¡
Un poema sugestivo, seriamente lírico.

Un abrazo.

Luis Oroz dijo...

Gracias, Iben, por pasar.
"El humor es algo muy serio" decía el gran José Luis Coll"
La muerte es algo muy vivo, sería la traducción al asunto.
Un abrazo, amigo.

Luis Oroz dijo...

Hola Carlos, encantadísimo de tenerte por aquí.
Hace tiempo llegué una conclusión; todo es succetible de ser poetizado, desde lo más jocoso hasta lo más sórdido.
Mil gracias por tu cercanía, amigo.
Aquí mi abrazo.

Luis Oroz dijo...

La muerte es lo que nos ata, de algún modo, a la vida. Sin la muerte no tendríamos conciencia de vida, Perfecto.
Así que la inmortalidad, como digo en un poema, es ir muriendo en las vida ajenas.

Un placer tenerte presente, compañero.
Abrazos

E. Martí dijo...

Canción de anochecer, cuando el día está a punto del declive, cuando se siente que el reposo acaba de establecer su nido.
Porque la vida pasa para todos; los que se quedan lloran los recuerdos y esperan amaneceres de sorpresa. Intimista, lírico, nostálgico... Un placer.

Luis Oroz dijo...

Mil gracias, Esmeralda, un lujo tenerte.

Los cementerios son lugares llenos de vacíos.
Paradógico, no?

Un besazo, compañera.

Leonardo dijo...

Hermoso poema con imágenes muy certeras y sugestivas.
Saludos

Luis Oroz dijo...

Mil gracias, Leonardo, un placer recibirte, compañero.

Un abrazo.

Rossana dijo...

Buenos días por estas latitudes,
aún en la emoción que no calza zapatos, por lo oído/visto, desde tu orilla, desbordado el sentimiento, agradeciendo...
Aqui estoy y leo tu poema y me quedo en tu espacio, entonces
ESE CRUJIR lo reconozco dentro de mí y a pesar de la dulce esperanza, que no abandona...
DUELE y se desangra, allí, adentro en lo profundo..
Un beso, Luis
Rossana

Luis Oroz dijo...

Mil gracias, Rossana, por tu sensibilidad. Sé bienvenida.

El camino es duro, ese que levanta las palabras y nos cubre con el polvo de la realidad.
La complicidad, a veces, dolorosa, nos obliga a reconocernos.

Un besazo, amiga, todo un placer.

Julio dijo...

Fiel a ti mismo y tu escritura. Alabo la coherencia formal del texto y me quedo con la impresión necesaria de saber que existen soluciones donde hay problemas.
Salud

Julio

Luis Oroz dijo...

Hola Julio, mil gracias por tu huella.
Un fuerte abrazo, amigo.