Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Somos así, mortales
irremediablemente,
acostumbrados
a que todo termine."

(Irene Sánchez Carrón)

1/04/2011

Un Poema de "José Ángel Valente"


El PECADO



El pecado nacía
como de negra nieve
y plumas misteriosas que apagaban
el rechinar sombrío
de la ocasión y del lugar.
Goteaba exprimido
con un jadeo triste
en la pared del arrepentimiento,
entre turbias caricias
de homosexualidad o de perdón.
El pecado era el único
objeto de la vida.
Tutor inicuo de ojerosas manos
y adolescentes húmedos colgando
en el desván de la memoria muerta.

José Ángel Valente.

6 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Buena poesía para un buen comienzo. Gracias por recordarnos a los grandes. Un abrazo.

Luis Oroz dijo...

Gracias a ti, Ana, por tu mirada cómplice.
Desde luego, el maestro Valente, es un costante descubrimiento, aunque lo hayamos leído mil veces.
Un besazo, amiga.

Mónica dijo...

No lo conocía pero indagaré...

Luis Oroz dijo...

Te lo aconsejo Mónica. Como dice Ana, uno de los grandes. Para mí imprescindible.
Un besazo.

Índigo dijo...

La conciencia del pecado. Y, en el filo del pecado, la nieve, las caricias, las manos, la humedad y la posibilidad de morirse, agarrándose a las comillas, en el desván.

Bletisa dijo...

No es de los poemas de Valente que más me gustan.
Usa muchos calificativos y los infinitivos en poesía siempre me parece que la engolan demasiado
Pero bueno, Valente es Valente.

Un beso, Luis.