Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Te llaman porvenir porque no vienes nunca."

(Ángel González)

7/15/2009

Poeta

11 comentarios:

Venus dijo...

Un soneto magistral Luís, hacía tiempo que no te leía por este palo :-) Ahora que lo pienso, no sé si es el primer soneto que te leo... jajaja. Te sienta muy bien el corsé :-) Me encantó.

Besazos

luisa dijo...

Hacía mucho tiempo que no leía un soneto tuyo. Me encanta que de vez en cuando vuelvas a recalar en ellos. Tengo una especial predilección. He estado con problemas de conexión durante unos días, y nada mejor que tu poesía para retomar la red. Y como siempre, en la contraposición está la rara belleza del verso. La lucha del alma con el cuerpo. Lo físico y lo etéreo. La guerra interna. Hay que ser un caníbal para ser poeta y devorarnos a nosotros mismos.

Un beso, Luis. Suerte el sábado.

Carmen-Mª López dijo...

Fantástico el soneto. Regresé quizá con miedo a que lo que escribieras no me gustase -tanto- como las otras creaciones tuyas que había leído anteriormente.
Es increible como logras encontrar la palabra exacta en cada verso, en cada minúscula línea que se abre paso con una melodía triunfal sorprendente.
De veras te admiro y sigo enamorada de tu poema "Ya no vuelvo a morir".

Besos ariádnicos.

Luis Oroz dijo...

Hola Venus, la verdad es que escribí muchíma poesía "clásica" muchísima, con variable resultado.
Lo guardo todo con mucho cariño, como este soneto, que intenta ser un reflejo de nosotros.

Siempre es un placer tenerte por aquí.
Un besazo, amiga.

Luis Oroz.

Luis Oroz dijo...

Hola Luisa, creo que es necerario escribir este tipo de poemas, para luego poder hacer lo que a uno quiera.

Para mí, la poesía rimada, no es, ni mucho menos, como dicen algunos, un handicap, sino que conlleva una apertura sensorial difícil de explicar.
A veces uno no busca las palabras, sino que aparecen como caidas de no sé donde.
Ese será el acierto, y no siempre se da.
Mil gracias por tu fidelidad, amiga, recibe un besazo desde la isla.
A ver si montamos algo este invierno.

Luis Oroz.

Luis Oroz dijo...

Hola Carmen, una alegría verte de nuevo por aquí.

El no estar a la altura de un poema anterior, es algo lógico y comprensible.

A veces es suficiente con dejar en el lector un poso de tranquilidad, palabra como bálsamo, como respuesta a lo no preguntado.

Precioso tu homenaje al maestro Hernandez, realmente precioso.

Un día de estos postearé para ti el poema "Ya no vuelvo a morir" recitado, aunque te advierto que no es lo mío.
Mil gracias por tu huella.
Un besazo.

Luis Oroz.

Adolfo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo González dijo...

Qué bien lo haces, Luis. Aunque, al entrar en tu blog, casi siempre me quede en silencio en lo que a comentarios se refiere, te leo en alto para asombro de los usuarios de la biblioteca. Después de todo, hay una tía que está hablando por teléfono a mi lado y eso que aquí se pide apagar el teléfono, así que no le tolero a nadie que se atreva a mandarme callar.

Mi punto de vista se siente afín al tuyo, congenia con eso que comentas a Luisa acerca de la poesía rimada.

Salud. Abrazos.

Luis Oroz dijo...

Hola Adolfo, me alegra verte por aquí.

Yo suelo leer poesía en voz alta, necesito ese tacto de la palabra en el paladar para sentirla viva.
Así que estamos de acuerdo también en eso.

Muchas gracias, compañero, ahh, y si te dicen algo en la biblioteca, me echas a mi la culpa.

Abrazos.

Luis Oroz.

Bletisa dijo...

Pues no te había leído nunca "sonetando" Luís ......


Un bso.

Luis Oroz dijo...

Amparo!
Qué mala memoria tienes.

Seguro que has leido un porrón de sonetos míos, posiblemente tan malos que se te ha olvidado.
Pero a ti te lo perdono todo.

Besos.

Luis Oroz.