Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Te llaman porvenir porque no vienes nunca."

(Ángel González)

4/12/2010

Un poema de (Rafael Espejo)

PRINCIPIO Y FIN DE LA SIESTA
 


Saciados el estómago y el sexo,
¿qué queda?

Mullo el vientre calmado de mi amiga,

que entrecierra los ojos
y apenas corresponde:

un roce, como ondas
erizando sus hebras.

Desnuda, libra
la gravedad

de los acantilados

bajo el plácido vuelo
de los pechos

(el corazón,

poroso y rojo,
serena nuestro canto en su caverna).

Si se ovilla
es un monte que ofende en la sabana

la aridez del ocaso,
Y late

con pulso adormecido

una respiración secreta, vegetal:
oigo el musgo crecer sobre su pelvis.

La calavera rumia el sueño de su vida
como el mar en las conchas deshabitadas:

¿Qué reverso del mundo
he de aceptar por no quedarme solo?

Y este beso, ¿se filtra
como vaho en su hipnosis?

¿Es el aliento dulce del incienso
o acaso niebla baja
que sonrosa los bordes
de mi amiga?

Duerme,

duerme sobre nosotros
un cielo ensimismado

mientras cruza su frente

esa nube que apaga,
un momento, la tarde.


Rafael Espejo

8 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

¡¡Qué gran poema!! Que bien explica ese instante entre el antes y el después, se supone que de...
Me ha gustado mucho, esas palabras en el duermevela.
Desde aquí felicito al autor.
Un saludo.

Esmeralda Martí dijo...

Siesta placentera, como debe ser, entre algodones de caricias, en el duermevela que confunde realidad y deseo. Etéreo, sutil, transparente... Me ha gustado.
Saludos, amigo

fcaro dijo...

Buen poema, Rafael. Bien elegido, Luis. Un saludo.

Luis Oroz dijo...

Así es, José Antonio, un poema moderno e intemporal, que, como todo lo bueno, es intensamente plural.
Un abrazo, amigo.

Luis Oroz dijo...

Un placer, Esm,eralda, compartir gusto poético.

Gracias por tu paso, amiga.
Un besazo.

Luis Oroz dijo...

Hola Paco, qué alegría encontrarte por aquí.

Que tienes buen gusto poético, ya lo sabía; no puede ser de otro modo cuando tu poesía pone el listón.

Un abrazo, amigo.

aigua maria dijo...

Muy bello ese "pulso adormecido" y esa "respiración secreta". Os felicito a los dos, a ti Luis por exponerlo, y al autor por su buena entrega. Un abrazo.

Luis Oroz dijo...

Gracias por pasar, Aigua.

Me alegra coincidir en gusto poético contigo, amiga.

Un fuerte abrazo.