Bienvenida

A veces las palabras nos pueden sorprender, solo hay que escuchar lo que intentan decirnos todavía en su letargo.
Todos tenemos algo de poeta, la poesía es la síntesis del mundo.

Yaiza

Yaiza
El poema que nunca podré superar

Cita de la semana


" Te llaman porvenir porque no vienes nunca."

(Ángel González)

8/15/2010

Epitafio "para un futuro lejanísimo"




















  No estoy aquí , no vuelo entre vosotros, 
no puedo ni siquiera presentir
la indiferencia de unos ojos nuevos.
Y sin embargo existo, me sujeto al olvido,
a la muerte que vibra, al silencio que nace, todavía
sigue ausente el Poeta,
y las palabras pisan su presencia, igual que entonces.



Luis Oroz.

10 comentarios:

Bletisa dijo...

A ver Oroz,,,,,,,,el poema precioso. menudo epitafio te has marcado.
La imagen genial´, porque cuanta gente querría poner algo así en la tumba de sus "amados" juasssssssss.

Buena mezcla para desdramatizar un poco la muerte.

Un beso.

José Antonio Fernández dijo...

Menudo epitafio. A eso le llaman sinceridad.
Un saludo.

Indigo dijo...

¿Pero qué ojos van a sentir indiferencia ante semejante poema, que se yergue, sujetándose hasta all olvido para dejarnos, vibrando esa palabra que brota de unos labios y de unos dedos tan precisos...?

Luis Oroz dijo...

Gracias, Bleti, por pasar.

Esa era la idea, hasta la muerte tiene su gracia, siempre que pille un poco retirado.
Un beso Zamorano.

Luis Oroz dijo...

Mil gracias José Antonio.

Al menos que seamos sinceros cuando nadie puede replicarnos ;)

Un abrazo, amigo.

Luis Oroz dijo...

Indigo, tus palabras encienden el poema, y lo llevan como una antorcha, hasta esa oscuridad que hay al borde de la vida.

Mil gracias por todo.

Besazo.

Julián Borao dijo...

Genial, Luis, no sobra ni falta nada. Tu calidad poética es tan grande que, digas lo que digas, la palabra se hace arte.

Un fuerte abrazo.

Luis Oroz dijo...

Muchísimas gracias, Julian, siempre he dicho que los ojos que miran hacen el poema. Y estar en tu mirada es sinónimo de inevitable sensibilidad.
Un fuerte abrazo, amigo.

aigua maria dijo...

Hola Luis, algo de tiempo ha pasado sin leerte, pero no puede ser definitivo, siempre se vuelve la vista a lo bueno.

Un abrazo

Luis Oroz dijo...

Hola Aigua, ya sabes que me alegra encontrarte, y que el cariño es intemporal y no entiende de horarios.
Mil gracias por tu huella, un fuerte abrazo.